Características de Splashtop Remote Desktop

Aplicaciones Android, Informática e Internet

¿Alguna vez has soñado con manejar tu Pc con tu teléfono? Bueno, pues aquí esta una manera funcional de hacerlo, la aplicación se llama Splashtop Remote Desktop y con ella de una manera rápida podemos manejar nuestra Pc o Mac con un dispositivo Android.

Características de Splashtop Remote Desktop

Es una aplicación ligera, eso es un añadido diferencial para teléfonos de bajos recursos, lo primero, instalar la aplicación en el teléfono, ya la segunda, instalar la aplicación en el ordenador, lo primero que tenemos que hacer es configurar la cuenta, con un correo y una contraseña basta.

Ya una vez configurada la cuenta desde la PC, entramos en el móvil, donde configuramos la IP que se nos ha asignado para poder acceder al ordenador. El único requisito que de verdad tiene la aplicación es que ambos dispositivos estén trabajando bajo la misma conexión WiFi, no he comprobado si funciona usando una Red LTE o 3G.

Son múltiples las tareas que podemos realizar desde el móvil, como si se tratase de estar frente a la pantalla, ver imágenes, abrir archivos, abrir navegador, ver y paralizar videos. Es muy sencillo y practico con una experiencia realmente recomendable.

Desventajas

Es una aplicación de pago, pero se puede decir que vale la pena por la facilidad de uso que tiene y la velocidad con la que responden las cosas y es que, en alguna u otra cuestión le sacaras partido, por ejemplo: estas en una presentación de Power Point y deseas parar la reproducción allí podrás usarla, dándole un toque de elegancia a la exposición. También si estamos reproduciendo algún video y estamos a una cierta distancia pues igual funciona para no perderte el contenido.

¿Estás dispuesto a pagar? Es la pregunta de más sentido aquí, puesto que también hay algunas opciones que son gratuitas, pero funcionan dependiendo el sistema operativo que tengas instalado, es algo que debe tener en cuenta ya que dependerá del tipo de usuario y las necesidades que tengas.

Deja un comentario